Desde su edición en 1916 ha mostrado una fabulosa habilidad de adaptación que se refleja en los innumerables formatos y países que han participado a lo largo de su historia.

Fue así que el campeonato sudamericano pasó de ser un torneo con cuatro países a un megaevento que alcanzó su máxima expresión en la edición Centenario de hace tres años, cuando hubo hasta 16 selecciones.

En el medio hubo un sube y baja de participantes, torneos sin sede fijas, fase de grupos o eliminación directa y hasta dos campeones en un mismo año.

Y la edición de Brasil 2019, que comienza este viernes, no será la excepción ya que será la primera vez que participarán dos países que no son del continente americano: Japón y Qatar.

Los anfitriones del próximo mundial, Qatar, harán su debut, mientras que será la segunda participación de la selección nipona tras haber estado en la edición de 1999 en Paraguay.
Buenas relaciones

El modelo de contar con dos países invitados se comenzó a implementar desde el torneo disputado en Ecuador en 1993.

Desde entonces el Tri estuvo presente en cada uno de los torneos disputados hasta la pasada edición Centenario, mientras que el segundo cupo se ha repartido entre la selección estadounidense, Costa Rica, Jamaica, Honduras y el ya mencionado Japón.

Haití y Panamá se sumaron a la lista gracias al torneo especial jugado hace tres años.

Pero ante el compromiso de selecciones habituales como México y Estados Unidos para participar en el torneo de su propia confederación, la Copa de Oro, que se disputa del 15 de junio al 7 de julio, la Conmebol decidió invitar a dos países con los que goza de muy buenas relaciones.

Con Japón es un vínculo que se extiende a los años de la extinta Copa Intercontinental, mientras que con Qatar es un lazo que ha ido creciendo desde antes de su elección como sede del próximo Mundial.
¿Territorio conocido?

Para los actuales campeones de Asia será una oportunidad de conocer el nivel que posee en el marco del fútbol internacional.

Una prueba de fuego que comenzará con sus rivales en el grupo B: Argentina, Colombia y Paraguay.

Qatar es consciente de que es una de las tres peores selecciones en la clasificación FIFA junto a Ecuador y Bolivia, pero confía en dar la sorpresa dado su conocimiento del fútbol sudamericano.

Más allá de la diferencia geográfica y la distancia que existe entre la Península Arábiga y Brasil, la historia de la selección qatarí está vinculada muy estrechamente con jugadores y entrenadores de la región.

Como el brasileño Evaristo de Macedo quien asumió como seleccionador en 1979.

Desde entonces han pasado hasta 18 entrenadores sudamericanos por el banquillo, incluyendo el también brasileño Sebastião Lazaroni y el uruguayo Jorge Fossati.

Y a eso se suma que el futbolista que más veces ha defendido la camiseta de Qatar también nació en Uruguay.

Se trata de Sebastián Soria, oriundo de Paysandú, quien además es el máximo goleador en la historia de la selección granate al marcar 40 tantos en los 123 partidos que disputó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here